The Web Only Your Site
 EL PERIODICO INFORMATIVO

Consejos

Presupuesto

Cuba

5 consejos para desintoxicar el cuerpo y bajar de peso

 

Comiste, bebiste y lo disfrutaste, pero ahora llegó la hora de enfrentar la realidad y ver qué hacer para desintoxicarte.

 

Con estos fines, cada año muchos se refugian en dietas relámpago, pero con tantos consejos pseudocientíficos en los medios, es difícil saber en qué creer.

 

Por eso, hemos filtrado la evidencia para ayudarte a encontrar maneras probadas de recuperar la forma con la menor agonía posible.

 

Considera abstenerte

 

Aunque la idea de abstenerse de alcohol en enero se ha convertido en una costumbre regular para muchos bebedores, no hay mucha evidencia de que tenga beneficios a largo plazo.

Sin embargo, una investigación de la revista británica New Scientist ha dado algunas pistas interesantes al respecto.

 

En un estudio conjunto con la Escuela de Medicina de la universidad británica University College London, 10 periodistas de la revista se abstuvieron de tomar alcohol por un mes.

 

Todos registraron un 15% de reducción de grasa en el hígado, que causa una serie de enfermedades hepáticas, además de una reducción del nivel de colesterol y de glucosa en la sangre.

La evidencia es preliminar, y el profesor Rajiv Jalan, de la universidad londinense, enfatiza que abstenerse en enero no puede compensar por 11 meses de excesos.

 

Pese a eso, una investigación de la Universidad de Sussex encontró que abstenerse el primer mes del año también ayudó a reducir los niveles de consumo en los meses restantes en una muestra de estudiantes. La investigación fue financiada por la organización de beneficencia Alcohol Concern o Preocupación por el Alcohol.

 

No te dejes engañar con los superalimentos

 

Para Beyoncé es una dieta de jugo de limón, pimienta roja y savia; para otros es quinoa, té de raíces de diente de león, mora azul y algas.

 

Para muchos, estos superalimentos tienen el potencial de vaciar el cuerpo de sustancias químicas dañinas y mejorar la condición de la piel y del pelo, y lograr una cintura más adelgazada.

 

En realidad, los estudios científicos aún no dan pruebas convincentes de que ninguna de estas dietas "detox" o de desintoxicación puedan eliminar contaminantes en el cuerpo, según un amplio análisis publicado el mes pasado.

 

Incluso los supuestos beneficios de los antioxidantes, que por mucho tiempo se pensaba que prevenían el cáncer, están en duda.

 

Si buscas perder peso y tener una vida más larga y saludable, la mejor opción sigue siendo una dieta balanceada y moderada, rica en frutas, vegetales, pescados y carbohidratos no procesados.

 

Gana músculo

 

Aunque la fisicultura puede parecer un asunto de gente obcecada con el gimnasio, levantar peso debe ser parte de la rutina de ejercicios de todos.

 

Esto se debe a que músculos más saludables ayudan a reducir problemas como la resistencia a la insulina, que causa diabetes y enfermedades cardíacas.

 

Eso se aplica no importa cuál sea tu peso. Los obesos que realizan ejercicios para fortalecer los músculos tienen el mismo riesgo de ataques cardíacos que gente más saludable.

 

Los ejercicios para fortalecer los músculos ayudan también a bajar la presión sanguínea y se piensa que son particularmente beneficiosos para las personas mayores, que pierden masa corporal más rápidamente.

 

Mezclar aeróbicos con ejercicios para fortalecer los músculos es la forma más eficiente de controlar el peso y proteger el corazón.

 

No te sientes tanto

 

Aún cuando te ejercites regularmente, no permitas que la satisfacción de haber hecho tu rutina te lleve a la complacencia.

 

Un estudio encontró que la mitad de las mujeres que se ejercitan en realidad ganan peso, quizás porque sienten que hacer ejercicios les da licencia para mantenerse menos activas después de la rutina.

 

El hecho es que los ejercicios regulares, aunque buenos, no pueden por sí solos contrarrestar los efectos adversos de una vida sedentaria.

 

Sentarse por períodos largos, en vez de, por ejemplo, entretenerse haciendo cosas en el jardín, permite que se acumule glucosa y grasa en la sangre, y genera picos en la generación de insulina.

 

Y todo esto puede contribuir a problemas de largo plazo con el metabolismo.

 

Las consecuencias dan mucho qué pensar: un estudio sugiere que después de los 25 años, cada hora mirando televisión le cuesta a una persona 22 minutos de vida. Con esto, su expectativa de vida se reduce en cinco años, aún si la persona se ejercita con cierta regularidad.

 

Actividades como leer, escribir o los juegos de video tienen el mismo efecto.

 

Una solución es adoptar pasatiempos más activos y si pasas mucho tiempo trabajando en un escritorio, puedes contrarrestar los efecto parándote y haciendo una corta caminada cada veinte minutos o algo así, para limitar los potenciales daños de largo plazo.

 

 

No seas puritano

 

De alguna forma, nuestras resoluciones de principios de años constituyen un triunfo de la esperanza sobre la experiencia: sólo 8% de las personas cumplen sus propósitos.

 

Quizás es porque somos demasiado ambiciosos y nos juzgamos muy duramente cuando no logramos cumplir con esos estándares tan altos.

 

Los psicólogos señalan que la culpa puede tener un impacto en nuestra conducta y lleva a más tentaciones y a boicotear nuestras propias metas.

 

Mientras tanto, si disfrutas de la ocasional indulgencia, eso puede ayudarte a recargar tu capacidad de autocontrol.

De manera que aunque tengas intenciones de someterte a una rigurosa abstinencia, asegúrate de dejar espacio también para un poco de vicio.

 

Un presupuesto es un plan que le muestra cómo puede gastar su dinero cada mes. Hacer un presupuesto puede servirle para no quedarse sin dinero cada mes. También puede servirle para ahorrar dinero para sus metas o emergencias.

 

¿Cómo hago un presupuesto?

Anote sus gastos. Los gastos son las cosas en que gasta su dinero. Los gastos incluyen:

Facturas:

 

Las facturas que son iguales todos los meses, por ejemplo, el alquiler.

Las facturas que podrían cambiar mes a mes, por ejemplo, la cuenta de la luz o el gas.

Las facturas que paga una o dos veces por año, por ejemplo, el seguro del auto.

Otros gastos, por ejemplo:

 

Comida.

Gasolina.

Entretenimiento.

Ropa.

Materiales escolares.

Dinero para la familia.

Gastos imprevistos,  como reparaciones del auto o facturas de gastos médicos.

Facturas de tarjeta de crédito.

Usted podría tener algunos gastos que cambian todos los meses. Fíjese cuánto pagó el mismo mes del año pasado. La factura de gas de enero podría ser de $200, pero en julio tal vez pague nada más que $30.

 

Anote cuánto dinero gana. Esto incluye los cheques de su salario y o dinero que reciba, como la manutención de sus hijos.

Reste lo que gasta a lo que gana. Este número debería ser mayor a cero. Si la cuenta le da menos de cero, está gastando más de lo que gana. Revise su presupuesto para ver qué es lo que no necesita o en qué podría gastar menos.

¿Cómo uso mi presupuesto?

Puede usar su presupuesto todos los meses:

 

A principios de mes haga un plan para ver cómo gastará su dinero durante ese mes. Anote cuánto piensa que va a ganar y cuánto piensa que va a gastar.

Anote lo que gaste. Trate de hacerlo todos los días.

A fin de mes, vea si gastó lo que calculó.

Use esta información para planificar el presupuesto del mes siguiente.

 

¿Tienen los días contados los privilegios de los emigrantes cubanos en EE.UU.?

La cubana Ivette Falcón está convencida de que la cuenta atrás para que Estados Unidos le retire la alfombra roja a los emigrantes cubanos ya ha empezado.

 

Cuando se enteró por las noticias en Madrid el mes pasado de que los presidentes estadounidense y cubano se disponían a hacer las paces, Falcón, de 42 años, sintió pánico.

 

Decidió que era el momento de abandonar su vida en España, donde llevaba 22 años, se compró un billete de avión para Canadá y el sábado pasado cruzó la frontera de EE.UU. con su hija Adela, de 14 años, para pedir asilo y beneficiarse del preferencial trato que han recibido cientos de miles de emigrantes cubanos gracias a una ley vigente desde 1966.

 

"A mí me entró mucho miedo cuando Obama dijo eso. Ya toca correr... porque se acaba", dice Falcón ya asentada en Miami, donde se ha reunido con su marido, el cantante también cubano Boris Larramendi, quien se encontraba en la ciudad desde principios de diciembre.

 

Como Falcón, muchos otros cubanos temen que la nueva era de entendimiento entre ambos países implicará el fin de los beneficios que EE.UU. otorga desde la Guerra Fría a quienes escapaban del comunismo en la isla.

 

Estas ventajas incluyen el casi inmediato acceso a la residencia temporal y derecho a trabajar, cupones de comida y cobertura médica limitada.

 

Mediante la llamada Ley de Ajuste Cubano, EE.UU. concende un trato preferente a los cubanos que no da a los emigrantes de ningún otro país.

Y aunque no hay planes para cambiar esa ley, el temor a la pérdida de esos favores parece estar detrás de la última oleada de balseros reportada por la Guardia Costera estadounidense.

 

En diciembre, un total de 481 emigrantes cubanos fueron interceptados en el mar o arribaron a tierra estadounidense, lo que supone un incremento del 117% con respecto a diciembre de 2013.

 

El paulatino acercamiento entre Cuba y Estados Unidos desde que Barack Obama llegó a la presidencia de EE.UU. en 2009 ha contribuido a propagar los rumores sobre el fin del trato de favor.

 

En los cinco primeros días de 2015, un total de 96 emigrantes fueron interceptados en siete balsas que trataban de cruzar las aguas infestadas de tiburones del Estrecho de Florida.

 

La Guardia Costera se ha visto obligada a recordar en un comunicado que el diálogo entre Cuba y EE.UU. no afectará a las políticas migratorias de EE.UU. con respecto a los cubanos.

 

En diciembre, un total de 481 emigrantes cubanos fueron interceptados en el mar o arribaron a tierra estadounidense, lo que supone un incremento del 117% con respecto a diciembre de 2013.

 

El paulatino acercamiento entre Cuba y Estados Unidos desde que Barack Obama llegó a la presidencia de EE.UU. en 2009 ha contribuido a propagar los rumores sobre el fin del trato de favor.

 

En los cinco primeros días de 2015, un total de 96 emigrantes fueron interceptados en siete balsas que trataban de cruzar las aguas infestadas de tiburones del Estrecho de Florida.

 

La Guardia Costera se ha visto obligada a recordar en un comunicado que el diálogo entre Cuba y EE.UU. no afectará a las políticas migratorias de EE.UU. con respecto a los cubanos.

 

Más de 22.000 cubanos solicitaron asilo en las fronteras estadounidenses con México y Canadá en el año fiscal que acabó en septiembre de 2014, el doble que en el año anterior.

 

De todos modos, algunos abogados migratorios ya han notado el incremento en sus consultas.

 

Así lo constató a BBC Mundo Jorge Louisiana, quien agregó que ha notado también recientemente la llegada de muchas familias de cubanos que, como la de Ivette Falcón, huyen de la crisis económica en el sur de Eu

ropa.

 

Falcón, que había perdido su empleo como profesora de música en un conservatorio madrileño, dice que el taxista estadounidense que la recogió en la frontera para llevarla al cercano aeropuerto de Bufalo le aseguró que había venido recogiendo a unas siete u ocho familias cubanas por día desde que comenzó el año.

 

"Va a haber una avalancha", predice ella.

 

Pero en realidad el miedo al fin de los privilegios migratorios, que son contenidos en la Ley de Ajuste Cubano, ya venía de antes.

En los últimos años, los rumores del fin del trato de favor han sido intermitentes.

 

Eso lo han notado en los centros de acogidas de balseros de Miami. "La gente quiere salir en cuanto escucha rumores", le dijo a BBC Mundo Frank Figueroa, administrador del centro Servicios Mundiales de la Iglesia.

El paulatino acercamiento entre Cuba y Estados Unidos desde que Barack Obama llegó a la presidencia de EE.UU. en 2009 ha contribuido a propagar esas especulaciones.

 

Abuso

La sensación de un cambio inminente la refuerza el que algunos políticos cubano-estadounidenses como el senador por Florida Marco Rubio han denunciado que los cubanos estén abusando de esa ley.

 

La Ley de Ajuste Cubano fue aprobada en tiempos de la Guerra Fría para ayudar a exiliados que huían de lo que Washington considera un gobierno represivo, pero lo cierto es que la gran mayoría de cubanos que llegan a EE.UU. lo hacen por motivos económicos o para reunirse con sus familias.

 

"Hay un creciente número de personas que llegan de Cuba en base al asilo político, que es la base de la Ley de Ajuste Cubano, y un año y un día después, cuando obtienen residencia en Estados Unidos, regresan a Cuba 15 veces o 20 veces al año", dijo Rubio la semana pasada en rueda de prensa.

 

Rubio dijo que la Ley de Ajuste cubano está en peligro cuando fue interpelado por un periodista del Nuevo Herald, el principal diario en español de Miami.

 

Lo cierto es que no existe ningún proyecto en el Congreso estadounidense para revocar la ley, pero otros congresistas estadounidenses han pedido un cambio, entre ellos los representantes republicanos y cubano-estadounidenses Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart.

 

Por ello, por el momento Falcón y los cubanos seguirán siendo recibidos con brazos abiertos en las aduanas estadounidenses

 

Falcón dice que tenía miedo a que algo pudiera salir mal al llegar a la frontera entre Canadá y EE.UU. y su hija y ella fueran devueltas a España como según ella le ha pasado a algunos conocidos suyos.

 

Pero todo salió a pedir de boca. Por el momento, Falcón y los cubanos como ella siguen siendo bien recibidos por los estadounidenses.

 

Así lo comprobó en cuanto llegó al puesto de inmigración y su hija, que maneja mejor el inglés, dijo: 'Somos cubanos. Queremos pedir refugio'.

"Había cinco policías grandotes y me dijeron casi a coro, 'bienvenidos, cubanos'", recuerda riendo Falcón, ilusionada ahora ante la nueva etapa en su vida.

 

 

 

2015 ¿QuéPasa?